Vive por debajo de lo que ganas… ¡pero gana más!

 

Live below

¿Cómo contestar a esos millones de personas que hoy no tienen una esperanza de retiro digno? ¿Cómo alentarlos para que cambien? Primero que nada, advirtiéndolo, y segundo, recordando algunos principios de finanzas personales.

Primero.- Vive por debajo de lo que ganas, pero cubre tus necesidades. Para alcanzar y mantener tus objetivos de vida, es necesario vivir por debajo de lo que se gana, porque de otra forma no podrás fondear en lo sueñas. Date cuenta que si vivimos de acuerdo con lo que ganamos y no por debajo de lo que ganamos, nos será imposible ahorrar, porque estaríamos gastándonos todo nuestro ingreso. Por esta razón, pregúntate insistentemente cuál es tu línea divisoria entre lo que quieres y lo que verdaderamente necesitas –aun si esto significa reconsiderar dónde quieres vivir, qué escuelas quieres que atiendan tus hijos o qué coche quieres manejar (más ahora, que el gobierno del D.F. quieres que manejes autos nuevos).

Entendamos, sin embargo, que cuando decimos que debemos vivir por debajo de lo que ganamos, no SÓLO estamos recomendando gastar menos, sino también estamos sugiriendo que debemos pensar en cómo ganar más. Ambos, ingresos y gastos producen Saldo a Favor.  Y esto es importante porque si sólo nos concentramos en bajar los gastos, llega el momento en que nos podemos acostumbrar a la “mala vida” o a matar nuestro espíritu de lucha y de progreso lícito. En cambio, si somos capaces de incrementar también nuestros ingresos, es que podremos encontrar la otra forma de vivir por debajo de lo que ganamos. No sólo gastando menos, sino también ganando más. ¿Ven la diferencia? ¡Qué distinto cuando logramos vivir por debajo de lo que ganamos, porque estamos expandiendo nuestros ingresos, y no porque estamos recortando nuestros gastos!

Y segundo.- Aprendamos a regocijarnos tanto cuando ahorramos, como cuando gastamos. Recuerda que el placer de ahorrar viene cuando logramos cumplir nuestros sueños con el ahorro; el ahorro nos brinda alegría y paz mental a través de la seguridad financiera, nos da esperanza y oportunidades. Cuando aprendamos a ver el ahorro como una forma de darnos a nosotros mismos un regalo, en vez de entenderlo como un sacrificio, estaremos superando la diferencia entre vivir al día y vivir para siempre.

Vivamos entonces con una mentalidad que nos permita no sólo controlar nuestros gastos porque equilibramos nuestras necesidades con nuestros deseos, pero también con la intención diaria de expandir nuestros medios. Sí, vive por debajo de lo que ganas, porque sólo así es que tendrás los fondos para ahorrar e invertir. Pero qué distinto cuando tu Saldo a Favor proviene de ganar más, y no porque viviste con el cinturón apretado siempre.

Pero la pregunta obligada: ¿Cómo hacerle para ganar más? Ya lo decíamos la semana pasada, haz trabajo independiente, comienza un negocio alterno, invierte en alguno como socio, cría gallinas, cruza perros, cultiva flores, construye sitios web, compra o vende antigüedades, repara autos y revéndelos, vende algo que te genere ingreso residual; aprende a invertir en divisas, o a comprar acciones o a operar en los mercados de futuros. Haz lo que tengas que hacer para generar ingresos de múltiples fuentes. DIVERSIFÍCATE.

Y si por añadidura a todo este esfuerzo, se compone la economía, ten la seguridad que saldrás más que adelante. Prepárate, trabaja, ahorra e invierte.

Acerca de Dr. Jaime Velázquez

Soy economista, dedicado a la educación. Promuevo la cultura económica, convencido de que se puede fortalecer la educación ciudadana si se entienden los principios básicos de la economía.
Esta entrada fue publicada en Educación económica y financiera. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vive por debajo de lo que ganas… ¡pero gana más!

  1. valbs dijo:

    Creo que es muy importante que manejes de manera adecuada tu dinero, ya que al gastar más de lo que ganas, es lo que te lleva a que tengas deudas en todas partes, y que tu calidad de vida se base en estrés.

    Esto se puede evitar, teniendo una buena administración de tu economía, llevando un orden en tus gastos al mes, y sobre todo es muy importante que si cuentas con una tarjeta de crédito, tengas un buen manejo de ella y lo que gastes, pagarlo a tu fecha de corte para que los interéses no te coman.

    Creo que a muchas personas les sucede esto porque creen que su tarjeta es mágica y que va a resolver todos su “deseos” pero esto es erróneo, parte de lo que quieras comprar, tienen que ser indispensable y cuando se pueda si entra dentro de tu presupuesto, darte el gusto, porque parte de trabajar conlleva a satisfacer tus necesidades.

    Una buena opción para erradicar estos problemas, podría ser que algún banco diera alguna capacitación para sus clientes y así ellos tuvieran un buen manejo de su cuenta, y así la economía en el país pudiera tener un buen flujo de dinero.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s