Trabaja y gana, para dejar de “empujar la carreta”… tanto.

Make-Your-Money-Work-for-You

Trabajar y vivir son dos caras de la misma moneda. Porque tenemos necesidades recurrentes, como comer, beber, ir al baño, asearnos o vestirnos, es que estamos obligados al trabajo. Si pudiéramos dejar de comer hasta seis meses, como algunas víboras, quizá nuestra obligación de trabajar sería menor. No obstante, porque somos ambiciosos y a veces hasta codiciosos, y no nos conformamos con sólo una comida, sino queremos probar la japonesa o la italiana, o  no quedamos satisfechos con uno o dos pares de zapatos, ni con ver una o dos películas de cine, sino siempre queremos más y más, nuestro destino, amigos, es trabajar. Cada quien será responsable de darle su debido sentido a su esfuerzo, pero mi punto ahora es cómo lo estamos dirigiendo. ¿Estamos cargando cubetas o estamos construyendo acueductos?

A todos, en algún momento de nuestras vidas, nos ha entusiasmado la idea de independizarnos, de tener una empresa o de saber invertir para ganar más dinero. La historia del acueducto de Burke Hedges nos ilustra la importancia de ahorrar, de invertir y de emprender. La historia es acerca de Bruno y Pablo, dos amigos que se dedican a llevar agua al pueblo, cargando cubetas. Mientras más carguen agua más dinero reciben. Su “negocio” es trabajar cargando agua, para regresar a casa con dinero, pero cansados.

Bruno creía que con cubetas más grandes podría ganar más dinero y así cumplir sus sueños, y así lo hizo. Pero Pablo no estaba contento, porque terminaba exhausto y una idea lo abrumaba: ¿Acaso no podía con tuberías llevar más agua pero sin cansarse? ¿De dónde le salió lo emprendedor, quién sabe? Pero Pablo, comenzó a planear y a trabajar en sus ratos libres por su sueño. No dejó de cargar cubetas, pero en vez de irse a dormir y descansar, siguió con su plan. Y aunque compartió su idea con Bruno, prefirió trabajar para ganar dinero y así comprarse la casa de sus sueños.

Pablo entonces decidió emprenderlo solo, y Bruno cargó cubetas más grandes, por más horas. En sus inicios, mientras Pablo no mostraba grandes avances, Bruno presumía su nueva casa y animales, y gastaba su dinero en la taberna del pueblo. Aguantando sacrificios, burlas y dudas, Pablo, se mantuvo firme. Luego de un año, mientras Bruno se mostraba cansado y cargaba cada vez menos cubetas, Pablo siguió avanzando. Bruno, entonces, urgió a su familia e hijos a cargar cubetas, porque el entorno se veía adverso y ya la competencia de Pablo parecía venir en serio.

Llegó el día. Pablo completó el acueducto, contrató la entrega de agua con las casas del pueblo, abrió la llave y empezó a ganar dinero sin cargar cubetas. Ni hablemos de Bruno. Mientras Pablo dormía, el agua seguía fluyendo y su dinero también. Su persistencia y trabajo arduo pagó frutos.

Esta historia es un reflejo de vida. La mayoría cargamos cubetas para ganar dinero, yendo y viniendo para intercambiar nuestro trabajo por dinero. Y si sólo aprendemos esta forma de ganar dinero, nuestro destino será trabajar más a costa de nuestras espaldas. ¿Qué será de nosotros cuando seamos incapaces de intercambiar trabajo por dinero? La clave, amigos está en no intercambiar todo nuestro tiempo por un limitado ingreso, sino usar nuestro tiempo libre para construir nuestros propios acueductos. ¿Cuáles? Ahorrar, aprender a invertir y aprender a emprender. Sí, exige esfuerzo. Sí, exige creatividad, y sí, exige carácter.

¡Te lo digo, Pablo, para que me escuches, Bruno!

Acerca de Dr. Jaime Velázquez

Soy economista, dedicado a la educación. Promuevo la cultura económica, convencido de que se puede fortalecer la educación ciudadana si se entienden los principios básicos de la economía.
Esta entrada fue publicada en Educación económica y financiera, Finanzas personales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Trabaja y gana, para dejar de “empujar la carreta”… tanto.

  1. Saed Esper dijo:

    Excelente analogía, el tiempo es nuestro recurso más preciado, deberíamos mantenernos enfocados en alcanzar la libertad financiera cuanto antes para disponer de este.
    La clave esta en cultivar la mente con los recursos adecuados, para generar los medios que nos permitan ser exitosos en la vida, y considero que este tipo de cursos son una fuente importante de enriquecimiento .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s